prospectos de medicamentos


ORUDIS 100 mg supositorios , 12 supositorios








Ficha del medicamento:

Información Basica del medicamento

Principio activo: KETOPROFENO
Codigo Nacional: 799247
Codigo Registro: 53597
Nombre de presentacion: ORUDIS 100 mg supositorios , 12 supositorios
Laboratorio: SANOFI AVENTIS, S.A.
Fecha de autorizacion: 1976-10-01
Estado: Autorizado
Fecha de estado: 1976-10-01

Prospecto

Toda la información del medicamento

FICHA TÉCNICA

1. NOMBRE DEL MEDICAMENTO

Orudis 100 mg supositorios

2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Cada supositorio contiene: 100 mg de ketoprofeno (D.C.I.). Excipientes: Para consultar la lista completa, ver sección 6.1.

3. FORMA FARMACÉUTICA

Supositorios de color blanco o blanco crema.

4. DATOS CLÍNICOS

4.1 Indicaciones terapéuticas

Artritis reumatoide. Artrosis. Espondilitis anquilosante. Episodio agudo de gota.

4.2 Posología y forma de administración

Adultos: 100-200 mg al día, según cuadro clínico. La dosis será administrada en forma de supositorio de 100 mg por la noche y, si es necesario, se administrará otro por la mañana.

La dosis máxima diaria es de 200 mg. Antes de iniciar el tratamiento con una dosis de 200 mg diarios se deberá evaluar cuidadosamente el balance beneficio/riesgo; no se recomiendan dosis más altas (ver también la sección 4.4).

Se puede minimizar la aparición de reacciones adversas si se utilizan las menores dosis eficaces durante el menor tiempo posible para controlar los síntomas (ver apartado 4.4).

· Poblaciones especiales

Pacientes con insuficiencia renal y ancianos: Es aconsejable reducir la dosis inicial y mantener a estos pacientes con la mínima dosis efectiva. Tan sólo debe considerarse un ajuste individual de la dosis, una vez que haya sido verificada una buena tolerancia individual (ver apartado 5.2).

Pacientes con insuficiencia hepática: Estos pacientes deben ser cuidadosamente monitorizados y mantenidos con la mínima dosis efectiva (ver secciones 4.4 y 5.2).

Niños: La seguridad y eficacia de los comprimidos, cápsulas y supositorios de ketoprofeno no ha sido establecida.

4.3 Contraindicaciones

Ketoprofeno está contraindicado en los pacientes con antecedentes de reacciones de hipersensibilidad tales como ataques de asma o cualquier otro tipo de reacción alérgica a ketoprofeno, ácido acetil salicílico u otros AINEs. En estos pacientes se han descrito reacciones anafilácticas graves raramente mortales (ver apartado 4.8).

Ketoprofeno está también contraindicado en los siguientes casos:

Úlcera péptica activa, así como antecedentes de hemorragia gastrointestinal, úlcera o perforación Insuficiencia hepática grave. Insuficiencia renal grave. Tercer trimestre de la gestación. Insuficiencia cardiaca grave. Alteraciones de la zona ano-rectal: rectitis o antecedentes de proctorragia.

4.4 Advertencias y precauciones especiales de empleo

Riesgos gastrointestinales: Hemorragias gastrointestinales, úlceras y perforaciones: Durante el tratamiento con antiinflamatorios no esteroideos (AINE), entre los que se encuentra el ketoprofeno, se han notificado hemorragias gastrointestinales, úlceras y perforaciones (que pueden ser mortales) en cualquier momento del mismo, con o sin síntomas previos de alerta y con o sin antecedentes de acontecimientos gastrointestinales graves previos.

Existe evidencia epidemiológica de que Ketoprofeno puede asociarse con mayor riesgo de toxicidad grave gastrointestinal que otros AINE, especialmente cuando se utilizan dosis altas (ver también las secciones 4.2 y 4.3).

El riesgo de hemorragia gastrointestinal, úlcera o perforación es mayor cuando se utilizan dosis crecientes de AINE, en pacientes con antecedentes de úlcera, especialmente si eran úlceras complicadas con hemorragia o perforación (ver apartado 4.3), y en los ancianos. Estos pacientes deben comenzar el tratamiento con la dosis menor posible. Se recomienda prescribir a estos pacientes tratamiento concomitante con agentes protectores (p.e. misoprostol o inhibidores de la bomba de protones); dicho tratamiento combinado también debería considerarse en el caso de pacientes que precisen dosis baja de ácido acetilsalicílico u con otros medicamentos que puedan aumentar el riesgo gastrointestinal (ver a continuación y sección 4.5).

Se debe advertir a los pacientes con antecedentes de toxicidad gastrointestinal, y en especial los ancianos, que comuniquen inmediatamente al médico cualquier síntoma abdominal infrecuente (especialmente los de sangrado gastrointestinal), durante el tratamiento y en particular en los estadios iniciales).

Se debe recomendar una precaución especial a aquellos pacientes que reciben tratamientos concomitantes que podrían elevar el riesgo de úlcera o sangrado gastrointestinal como los anticoagulantes orales del tipo dicumarínicos, y los medicamentos antiagregantes del tipo ácido-acetil-salicílico, (ver apartado 4.5). Asimismo, se debe mantener cierta precaución en la administración concomitante de corticoides orales y de antidepresivos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS). Si se produjera una hemorragia gastrointestinal o una úlcera en pacientes en tratamiento con Orudis 100 mg supositorios, el tratamiento debe suspenderse inmediatamente (ver apartado 4.3).

Los AINE deben administrarse con precaución en pacientes con antecedentes de colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn pues podrían exacerbar dicha patología (ver apartado 4.8).

Riesgos cardiovasculares y cerebrovasculares: Se debe tener una precaución especial en pacientes con antecedentes de hipertensión y/o insuficiencia cardiaca, ya que se ha notificado retención de líquidos y edema en asociación con el tratamiento con AINE.

Datos procedentes de ensayos clínicos y de estudios epidemiológicos sugieren que el empleo de algunos AINE (especialmente en dosis altas y en tratamientos de larga duración) se puede asociar con un moderado aumento del riesgo de acontecimientos aterotrombóticos (por ejemplo infarto de miocardio o ictus). No existen datos suficientes para poder confirmar o excluir dicho riesgo en el caso de ketoprofeno.

En consecuencia, los pacientes que presenten hipertensión, insuficiencia cardiaca congestiva, enfermedad coronaria establecida, arteriopatía periférica y/o enfermedad cerebrovascular no controladas sólo deberían recibir tratamiento con ketoprofeno si el médico juzga que la relación beneficio-riesgo para el paciente es favorable. Esta misma valoración debería realizarse antes de iniciar un tratamiento de larga duración en pacientes con factores de riesgo cardiovascular conocidos (p.e. hipertensión, hiperlipidemia, diabetes mellitus, fumadores).

Riesgo de reacciones cutáneas graves: Se han descrito reacciones cutáneas graves, algunas mortales, incluyendo dermatitis exfoliativa, síndrome de Stevens-Johnson, y necrolisis epidérmica tóxica con una frecuencia muy rara, menor de 1 caso cada 10.000 pacientes en asociación con la utilización de AINE (ver apartado 4.8). Parece que los pacientes tienen mayor riesgo de sufrir estas reacciones al comienzo del tratamiento: la aparición de dicha reacción adversa ocurre en la mayoría de los casos durante el primer mes de tratamiento. Debe suspenderse inmediatamente la administración de Orudis 100 mg supositorios ante los primeros síntomas de eritema cutáneo, lesiones mucosas u otros signos de hipersensibilidad.

Se debe evitar la administración concomitante de Orudis 100 mg supositorios con otros AINE, incluyendo los inhibidores selectivos de ciclooxigenasa-2.

Las reacciones adversas pueden reducirse si se utiliza la menor dosis eficaz durante el menor tiempo posible para controlar los síntomas.

Uso en ancianos: los ancianos sufren una mayor incidencia de reacciones adversas a los AINE, y concretamente hemorragias y perforación gastrointestinales, que pueden ser mortales (ver apartado 4.2).

Al comienzo del tratamiento es necesario vigilar la función renal en pacientes con alteraciones cardíacas, cirrosis y nefrosis, insuficiencia renal crónica, pacientes sometidos a tratamientos con diuréticos y particularmente pacientes de edad avanzada. En estos pacientes la administración de ketoprofeno puede producir una reducción del flujo renal

MINISTERIO sanguíneo, causada por la inhibición de las prostaglandinas y originar así una descompensación renal.

Como otros antiinflamatorios no esteroides se ha comprobado que el efecto antiinflamatorio, analgésico y antipirético del ketoprofeno, en procesos infecciosos puede enmascarar síntomas de la evolución de la infección como la fiebre.

Deben determinarse los niveles de transaminasas periódicamente en aquellos pacientes con determinaciones de la función hepática alterada o con historial de alteraciones hepáticas, particularmente en los tratamientos a largo plazo. Ocasionalmente se han descrito casos de ictericia y hepatitis.

Si se presentan alteraciones visuales, como visión borrosa, el tratamiento debe interrumpirse.

4.5 Interacción con con otros medicamentos y otras formas de interacción.

Asociaciones no recomendadas. - Salicilatos a dosis elevadas y otros antiinflamatorios no esteroides (incluyendo inhibidores selectivos de la ciclooxigenasa-2: la administración conjunta con ketoprofeno produce un aumento del riesgo ulcerogénico y hemorragia gastrointestinal.

- Anticoagulantes: Los AINE pueden aumentar los efectos de los anticoagulantes tipo dicumarínico (ver apartado 4.4).

- Los antiagregantes plaquetarios aumentan el riesgo de hemorragia gastrointestinal (ver apartado 4.4).

- Los Corticoides pueden también aumentar el riesgo de úlcera o sangrado gastrointestinales (ver apartado 4.4).

- Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) pueden también aumentar el riesgo de sangrado gastrointestinales (ver apartado 4.4.)

- Litio: la administración conjunta puede inducir aumento de la litemia con el consiguiente aumento de la toxicidad debido a la disminución de la excreción renal de litio y ajuste de niveles de dosis de litio. Si es necesario, se debería hacer un seguimiento de la concentración plasmática de litio y ajuste de niveles de litio durante y después de la terapia con AINE.

- Metotrexato a dosis superiores a 15mg/semana: la administración conjunta con ketoprofeno produce un aumento de la toxicidad hematológica del metotrexato, en particular cuando éste se administra a altas dosis, posiblemente relacionado por el desplazamiento de su unión a las proteinas plasmáticas y/o disminución del aclaramiento renal.

Asociaciones que requieren precauciones de uso. - Diuréticos: en pacientes diuréticos y particularmente deshidratados, la asociación con diuréticos comporta un riesgo de fallo renal secundario a la reducción del flujo sanguíneo provocado por la inhibición de las prostaglandinas. Estos pacientes deben

MINISTERIO ser rehidratados antes de iniciar la administración conjunta y se exige vigilancia de la función renal una vez el tratamiento haya empezado (ver apartado 4.4).

- Pentoxifilina: puede haber incremento de riesgo de hemorragia por lo que es necesaria una monitorización clínica más frecuente y hay que vigilar el tiempo de sangrado.

- Inhibidores de la ECA y antagonistas de Angiotensina II: en pacientes con función renal comprometida (ej.: pacientes deshidratados o pacientes de edad avanzada, la administración conjunta de un inhibidor de la ECA o antagonista de Angiotensina II y agentes que inhiben la ciclo-oxigenasa puede ocasionar un deterioro adicional de la función renal, incluyendo posible insuficiencia renal aguda.

- Metotrexato a dosis inferiores a 15 mg/semana: Durante las primeras semanas de tratamiento conjunto, debe realizarse un recuento sanguíneo semanalmente. Si hay alteración de la función renal o es un paciente de edad avanzada, el control debe ser realizado con más frecuencia.

Asociaciones a tener en cuenta. - Antihipertensores (betabloqueantes, inhibidores de la ECA, diuréticos): puede reducir el efecto antihipertensor (inhibición de las prostaglandinas vasodilatadoras por los AINEs).

- Trombolíticos: incremento del riesgo de sangrado.

- Probenecid: la administración conjunta de probenecid puede reducir el aclaramiento plasmático del ketoprofeno.

4.6 Embarazo y lactancia

Embarazo: 1) Primer y segundo trimestre de la gestación La inhibición de la síntesis de prostaglandinas, puede afectar negativamente la gestación y/o el desarrollo del embrión/feto. Datos procedentes de estudios epidemiológicos sugieren un aumento del riesgo de aborto y de malformaciones cardiacas y gastrosquisis tras el uso de un inhibidor de la síntesis de prostaglandinas en etapas tempranas de la gestación. El riesgo absoluto de malformaciones cardíacas se incrementó desde menos del 1% hasta aproximadamente el 1,5%. Parece que el riesgo aumenta con la dosis y la duración del tratamiento. Durante el primer y segundo trimestres de la gestación, Orudis 100 mg supositorios no debe administrarse a no ser que se considere estrictamente necesario. Si utiliza Orudis 100 mg supositorios una mujer que intenta quedarse embarazada, o durante el primer y segundo trimestres de la gestación, la dosis y la duración del tratamiento deben reducirse lo máximo posible.

2) Tercer trimestre de la gestación Durante el tercer trimestre de la gestación, todos los inhibidores de la síntesis de prostaglandinas pueden exponer al feto a: - Toxicidad cardio-pulmonar (con cierre prematuro del ductus arteriosus e hipertensión pulmonar). - Disfunción renal, que puede progresar a fallo renal con oligo-hidroamniosis. - Posible prolongación del tiempo de hemorragia, debido a un efecto de tipo antiagregante que puede ocurrir incluso a dosis muy bajas.

MINISTERIO - Inhibición de las contracciones uterinas, que puede producir retraso o prolongación del parto.

Consecuentemente, Orudis 100 mg supositorios está contraindicado durante el tercer trimestre de embarazo (ver apartado 4.3).

3) Fertilidad: El uso de AINEs puede alterar la fertilidad femenina y no se recomienda en mujeres que están intentando concebir. En mujeres con dificultades para concebir o que están siendo sometidas a una investigación de fertilidad, se debería considerar la suspensión de este medicamento.

Lactancia: Se desconoce si el ketoprofeno se excreta en leche materna. A falta de datos farmacológicos, no se recomienda su uso en mujeres durante el período de lactancia.

4.7 Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas

No se han realizado estudios de los efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas. No obstante, se han descrito efectos adversos sobre el SNC como somnolencia, vértigo o convulsiones(ver apartado 4.8).

4.8 Reacciones adversas

Las reacciones adversas que se observan con mayor frecuencia son de naturaleza gastrointestinal. Pueden producirse úlceras pépticas, perforación o hemorragia gastrointestinal, en algunos casos mortales, especialmente en los ancianos (ver apartado 4.4). También se han notificado náuseas, vómitos, diarrea, flatulencia, estreñimiento, dispepsia, dolor abdominal, melena, hematemesis, estomatitis ulcerosa, exacerbación de colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn (ver apartado 4.4 advertencias y precauciones especiales de empleo). Se han observado menos frecuentemente la aparición de gastritis.

Se han descrito las siguientes reacciones adversas que se presentan agrupadas según la clasificación de órganos y sistemas de Medra.

Otras reacciones asociadas a Orudis 100 mg Supositorios son:

- Trastornos hematológicos: trombocitopenia, anemia debida a sangrado, agranulocitosis, aplasia medular.

- Trastornos psiquiátricos: somnolencia, cambios de humor.

- Trastornos del sistema nervioso: mareos, parestesia, convulsiones.

- Trastornos visuales: alteraciones visuales como por ejemplo visión borrosa (ver apartado 4.4).

- Trastornos del oído: tinnitus.

- Trastornos cardiovasculares: Se han notificado edema, hipertensión arterial e insuficiencia cardiaca en asociación con el tratamiento con AINE.

MINISTERIO Datos procedentes de ensayos clínicos y de estudios epidemiológicos sugieren que el empleo de algunos AINE (especialmente en dosis altas y en tratamientos de larga duración) puede asociarse con un aumento del riesgo de acontecimientos aterotrombóticos (por ejemplo infarto de miocardio o ictus; ver sección 4.4).

- Trastornos respiratorios: ataque asmático, broncoespasmo (particularmente en pacientes con hipersensibilidad a la aspirina y a otros antiinflamatorios no esteroideos).

- Trastornos hepatobiliares: lesión hepática (rara) elevación de los niveles de transaminasas, ocasionalmente hepatitis.

- Trastornos cutáneos: reacciones ampollosas incluyendo el Síndrome de Stevens Johnson y la Necrolisis Epidérmica Tóxica (muy raros).

- Reacciones de hipersensibilidad: erupciones exantemáticas (rash), prurito, urticaria, angioedema, fotosensibilidad, y alopecia.

- Trastornos renales: alteraciones de los tests de la función renal, insuficiencia renal aguda, nefritis intersticial, síndrome nefrótico.

- Trastornos generales y condiciones del lugar de administración: dolor de cabeza, edema, aumento de peso, alteración del gusto, reacciones anafilácticas (incluyendo shock).

4.8 Sobredosis

En algunos individuos, tras sobredosis agudas de hasta 2,5 g de ketoprofeno, se observó la aparición de letargo, somnolencia, naúseas, vómitos y dolor abdominal.

Es improbable que se produzca una intoxicación aguda con la presente forma farmacéutica. No obstante, ante una eventualidad de este tipo, se actuaría como en el caso de una intoxicación por vía oral, es decir:

Tratamiento de la sobredosis: · No existe un antídoto específico para la sobredosis; el tratamiento es sintomático y de soporte. · Puede ser preciso monitorizar y mantener las funciones vitales, compensando la posible deshidratación, vigilando la función renal y corrigiendo la acidosis, si aparece. · El ketoprofeno ha mostrado ser dializable, por lo que si aparece fallo renal la hemodiálisis puede resultar útil para la eliminación del fármaco circulante.

5. PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS DE ESTE MEDICAMENTO

5.1 Propiedades farmacodinámicas

Grupo farmacoterapéutico: Antiinflamatorios: Derivados de ácido propiónico.

MINISTERIO Código ATC: M01AE 04

El ketoprofeno, derivado del ácido fenil-propiónico, es un agente antiinflamatorio no esteroide.

El ketoprofeno muestra actividad antiinflamatoria (a altas dosis), analgésica (a dosis bajas). Muchas de sus acciones parecen estar asociadas principalmente con la inhibición de la síntesis de las prostaglandinas. El ketoprofeno inhibe la síntesis de las prostaglandinas en los tejidos corporales, inhibiendo la ciclooxigenasa, una enzima que cataliza la formación de precursores de prostaglandina (endoperóxidos) a partir del ácido araquidónico. Las protaglandinas parecen sensibilizar los receptores del dolor a la estimulación mecánica o a otros mediadores químicos (bradiquinina, histamina). El ketoprofeno es también un potente inhibidor de la bradiquinina, uno de los mediadores químicos de la inflamación y del dolor, y previene la liberación de enzimas lisosomiales que provocan la destrucción tisular en las reacciones inflamatorias.

Los fenómenos descritos se producen a nivel periférico, aunque también se ha podido demostrar que el ketoprofeno posee una acción analgésica a nivel del sistema central. La administración de ketoprofeno intraventricular en el cerebro, inhibe la hiperalgesia experimental en animales. Por otra parte, el ketoprofeno atraviesa la barrera hematoencefálica e induce un descenso de prostaglandinas en el sistema nervioso central de la rata, tras la administración subcutánea. La acción central parece confirmarse en el hombre, ya que el ketoprofeno, administrado por vía i.v., aumenta el reflejo nociceptivo de flexión provocado por estimulación del nervio sural en sujetos sanos, lo que no ocurre en pacientes con sección medular completa.

5.2 Propiedades farmacocinéticas

- Absorción: La concentración plasmática máxima se obtiene en 45-60 minutos tras la administración (Tmax).

- Distribución: La vida media plasmática es de alrededor de 1,5 horas. La unión a proteínas plasmáticas del ketoprofeno se sitúa en torno al 99%. El producto difunde al líquido sinovial y atraviesa la barrera placentaria y la barrera hematoencefálica. El volumen de distribución es aproximadamente 7 l.

- Metabolismo: La biotransformación del ketoprofeno se efectúa principalmente mediante conjugación con ácido glucorónico y, en mucha menor medida, mediante hidroxilación. Menos del 1% de la dosis de ketoprofeno administrada se encuentra en la orina en forma inmodificada mientras que el componente glucuro-conjugado representa entre el 65 y el 85%.

- Excreción: La excreción del ketoprofeno se realiza principalmente por la orina. El 50% de la dosis se excreta en las primeras 6 horas tras su administración. En los 5 dias que siguen a la administración, el 75-90 % de la dosis se excreta por el riñón y el 1-8 % por las heces.

- Poblaciones de riesgo. En pacientes ancianos se ha detectado una ligera modificación, de los parámetros farmacocinéticos aunque no hay evidencia de repercusión clínica. En pacientes con cirrosis alcohólica se ha observado un descenso del aclaramiento plasmático. En pacientes con insuficiencia renal crónica se ha observado un alargamiento

MINISTERIO de la vida media de eliminación y un descenso del aclaramiento plasmático (ver apartado 4.2).

5.3 Datos preclínicos sobre la seguridad

Los estudios de toxicidad aguda llevados a cabo con ratas tratadas con ketoprofeno reflejan que la DL50 por vía rectal es de 84 mg/kg.

Los estudios de toxicidad aguda llevados a cabo con animales tratados con ketoprofeno reflejan que la DL50 por vía oral es de 62400 g/kg en ratas, 360mg/kg en ratones y 1.300 mg/kg en cobayas.

En lo que respecta a los estudios de toxicidad crónica, la administración oral de 300 mg/kg de ketoprofeno a ratas durante 26 semanas, de forma intermitente, produjo efectos endocrinos y sanguíneos. También en ratas, la administración oral de 1.080 mg/kg de ketoprofeno en ratas durante 30 días, de forma continua, produjo efectos respiratorios y gastrointestinales. En perros, el ketoprofeno (1092 mg/kg durante 13 semanas, v.o.) provocó alteraciones gastrointestinales (ulceración o hemorragia duodenal).

Efectos sobre la reproducción y toxicidad fetal.

En tres especies estudiadas (ratón, rata y conejo), los estudios relativos a las funciones reproductoras, mostraron que el ketoprofeno presentó algunos efectos atribuibles a la inhibición de la síntesis de las prostaglandinas: ligera reducción de la tasa de implantación y algunos casos de retraso en el parto o distocia. No se observaron efectos teratogénicos.

Mutagenicidad y cancerogenicidad.

No se dispone de datos sobre mutagénesis/carcinogénesis tras la administración rectal de ketoprofeno. Los ensayos in vitro (test de Ames) e in vivo (ratones) no revelaron actividad mutagénica para el ketoprofeno. Tampoco se detectó actividad carcinogénica en estudios con ratones y ratas, administrando ketoprofeno por vía oral durante 24 meses y 91 semanas respectivamente.

6. DATOS FARMACÉUTICOS

6.1 Lista de excipientes Sílice coloidal anhidra, glicéridos semisintéticos sólidos.

6.2 Incompatibilidades No se han descrito

6.3 Período de validez 3 años.

6.4 Precauciones especiales de conservación No se precisan condiciones especiales de conservación.

MINISTERIO 6.5 Naturaleza y contenido del recipiente Envase con 12 supositorios en tiras de polietileno.

6.6 Precauciones especiales de eliminación Ninguna especial.

7. TITULAR DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACION

sanofi-aventis, S.A. Josep Pla, 2 08019 - Barcelona

8. NUMERO DE AUTORIZACIÓN DE LA COMERCIALIZACION

Orudis 100 mg supositorios: nº de registro: 53.597

9. FECHA DE LA PRIMERA AUTORIZACIÓN/RENOVACIÓN DE LA AUTORIZACIÓN

Fecha de la primera autorización: Octubre 1976

10. FECHA DE REVISIÓN DEL TEXTO:

abril 2008




Prospectos de medicamentos.